Nido

Este salón lleno de luz, ventanales, naturaleza exterior y colores, es el que más cambia mientras se adapta al rápido desarrollo de cada pequeño en el.

Una guía y tres asistentes están a cargo de un máximo de ocho bebés. Atentas, respetuosas y cariñosas se encargan de brindar un ambiente amoroso, acogedor y pacífico para cada uno. De la observación constante y planificada van creando nuevos retos en las áreas motriz y de lenguaje mientras suplen la necesidad de orden a través de rutinas constantes.

"El primer movimiento de la pequeña mano hacia las cosas, el impulso de este movimiento, representa el esfuerzo del yo por penetrar en el mundo."
-María Montessori